viernes, 17 de abril de 2015

251 - ¿Quién podrá lavar sus calcetines?


A lo largo del 2014, Jirafita fue descubriendo el placer de los juegos de mesa. En casa nos gustan mucho y nuestra pequeña ha heredado esa afición.
Tenemos algunos comprados, heredados, regalados y, cómo no, también caseros. Este es uno de ellos.
Hice un molde de cartón con forma de calcetín y después corté 28 pares de calcetines del mismo tamaño y con colores similares entre calcetines, rayas, puntera, talón...todo en goma eva.



Reglas del juego:

Mezclamos todos los calcetines boca arriba como observamos en la primera foto y damos la salida.
Cada jugador tiene que conseguir 3 parejas de calcetines lo más rápido posible.
Cuando las tenga dice: "tiempo" y el resto tiene que parar.
Comprobamos que efectivamente las parejas son iguales. (Esto es super gracioso porque así visto parece fácil pero cuando tienes que correr rápido para conseguirlas os aseguro que ves todos los calcetines iguales, jaja y es muy normal tener dos calcetines que parecen pareja pero que realmente tienen los colores invertidos)


Si son correctas las 3 parejas, el jugador consigue una mini pinza de la ropa. Si no, volvemos a echarlos al montón y continúa el juego.


Si es correcto, el ganador se lleva la pinza y el resto de jugadores vuelve a echar los calcetines al montón. Continúa el juego para conseguir otras tres parejas lo antes posible y "detener el tiempo".


El jugador que tenga 3 pinzas en su poder (es decir, 9 parejas en sesiones de 3) es el ganador y se lleva la lavadora para poder hacer la colada, jajaja


Un juego casero que está inspirado en un tal monstruo de los calcetines o algo así.

Nos gusta mucho y es genial para trabajar la memoria, la agilidad mental, las diferencias, la atención, el conteo, los colores, sumas...
Podemos adaptarlo a diferentes niveles, si algunos jugadores son muy peques podemos jugar con menos parejas, alargar el tiempo, etc...


Nosotros lo tenemos guardado así en una estantería donde tenemos los juegos y lo usamos a menudo, ya se sabe...esto de los juegos va por temporadas, a veces juegas todos los días y muchas veces a lo mismo y luego estás semanas o meses sin jugar hasta que vuelves a usarlo.
Recomendamos que lo probéis con los peques, es super divertido y se reirán un montón.
Nos lo pasamos también muy bien mientras hacíamos todos los calcetines.


Nota: Nuestra lavadora es de los playmobil pero si no tenéis podéis fabricarla también con goma eva o dibujarla, simularla o hacer que la recompensa sea otra cosa.
Otros juegos donde hemos usado las mini pinzas.

jueves, 16 de abril de 2015

250 - Lavar piedras


Hace unas semanas fuimos al campo a buscar piedras lisas, planas y voluminosas, pequeñas y más grande. ¡Nos trajimos un montón!
Tenemos algunas actividades para hacer con ellas y que creo que darán mucho de sí; pero un día de estos "espesitos" en los que ninguna propuesta era válida y ya mi mente no daba para más, se me ocurrió pedirle que fuera lavando en su mesa de experimentos las piedras que habíamos recogido en el campo.
¿Cómo no se me ocurrió antes? ¡con la tarde que llevábamos!
Le encantó, se puso a lavar y lavar piedras, a enjuagar, secar y apartar.
Estuvo entretenidísima y me dijo que le gustaba mucho. Desde ese día, a veces me pide lavar piedras, aunque todo sea dicho que se cansa antes que el primer día. Pero bueno, no deja de ser algo diferente que también nos aporta, enseña y entretiene.



miércoles, 15 de abril de 2015

249 - Dibujos sorpresas


A mi hija le encanta que doblemos folios en dos partes iguales, le fascina ir poniendo pegotes de pintura o purpurina líquida.

 
 
 Doblar y desdoblar...


¡Dibujos sorpresas simétricos!


Aparecían preciosas mariposas de muchos colores, probó y experimentó todo lo que quiso. Con folios blancos y también de colores. Hizo montones de dibujos en una tarde. Se entretuvo muchísimo.



Y desde ese día, de vez en cuando se acuerda y quiere seguir haciendo dibujos sorpresas.


Fácil, económico y divertido

jueves, 9 de abril de 2015

248 - Los sueños de la Jirafa

Se acerca el día del libro y quiero recomendar éste por si alguien desea regalárselo a sus hijos, sobrinos, vecinos, amigos, alumnos...



"La pequeña jirafa es tan pequeña que casi no alcanza a ver por encima de la hierba. En cambio, su mamá es muy alta. Ella le cuenta cómo son los animales de la sabana, y la pequeña jirafa se los imagina como puede" (contraportada del libro).



Nosotros, como buena familia de Jirafas que somos, nos enamoramos de cualquier cosa que esté relacionada con este animal en sí. El libro nos gustó desde el principio y hace ya tiempo que lo tenemos, aunque aún no lo habíamos compartido.
Es una historia que me parece muy tierna, hay mucha profundidad en las palabras que nos servirán para explicar situaciones concretas, etapas de la vida, comprensión de instantes...encuentro mensajes preciosos que aplico a mi vida diaria, a mi etapa de maternidad, al disfrute del día a día con mi pequeña Jirafita, a comprobar su reflejo en mí, a ver sus alas (distintas e iguales a las mías) que comienzan a desplegarse y que al mismo tiempo necesitan refugio en mí...



Veo preguntas que hace mi hija, respuestas que doy adaptadas a su edad pero sin mentirle, palabras que algún día espero que retenga, valores que le voy enseñando y que poco a poco le cale...
Un libro que hace contactar con los recuerdos de la infancia, cuando los padres fuimos niños, aquella Jirafita que un día fui yo. Ahora viviendo una adultez sin perder la imaginación de la infancia.
Creo que es el libro infantil más profundo y tierno que hasta ahora tenemos. Es precioso.



Desde que lo descubrí me pareció enternecedor, lleno de imaginación y realidad como la vida misma.
Nuestros pequeños crecen...pero aún no lo suficiente, aún queda mucho para retener estos maravillosos momentos antes de que vuelen completamente en libertad. Lo necesitan ellos y nosotras.


Tiene unas ilustraciones muy bonitas que acompañan a la imaginación de la Jirafita del cuento y que a la protagonista de este blog le gusta mucho mirar mientras leemos la historia de su pequeña tocaya.


Título: Los sueños de la Jirafa
Autor: Xan López Domínguez
Editorial: Edelvives

Nota: Estos día mamá Jirafa está especialmente contenta porque después de una racha desafortunada, algunos de los sueños de estas Jirafas empiezan a cumplirse!

miércoles, 25 de marzo de 2015

247 - Encuentra objetos en la botella


Esta propuesta la había visto en varios blogs hace tiempo y la tenía apuntada en mi mega lista de cositas chulas por hacer pero, sinceramente, entre unas cosas y otras se me había olvidado por completo. La recordé al leer la que Una madre desesperada le preparó a sus pequeños. Y esta vez sí que la hice para que no me pasara lo mismo.


A mi pequeña le encantó y es super fácil de hacer. Usé una botella vacía, transparente. Y después seleccioné objetos pequeñitos comprobando que entraran por la boca de la botella. Después hice una foto con todos los objetos. Y fui introduciendo arroz de colores con un embudo y los muñequitos. No la llené hasta arriba, le dejé como varios dedos vacíos para poder moverla bien.


Le entregué a Jirafita el folio impreso con la foto, una cera y la botella. Le dije que todos los objetos que estaban en la foto se encontraban escondidos en la botella y debía ir encontrándolos y señalándolos. Le encantó.


Enganchar, engancha...porque además es relajante eso de ir moviendo la botella, volteándola y ver cómo aparecen y desaparecen.


Jirafita los encontró todos muy entusiasmada pero le faltaba la moneda de 1 céntimo que no había forma de encontrarla. Me pidió que le ayudara a buscarla juntas. Y nada, que no aparecía. Lo intentó papá Jirafa y tampoco. No había manera, hasta tal punto que pensé que se me había olvidado meterla, jaja...y como aparecían todos y la moneda no, pues ya por pura comprobación la vacié con ayuda de Jirafita que estaba deseando comprobar si estaba allí dentro de verdad o era una broma. Y cuando llevábamos la mitad vaciada apareció. Veis como si estaba??? una tiene muchas cosas en la cabeza pero sabe lo que hace, jaja. Así que volvimos a introducirla y removimos y removimos y nada de nada. Que la moneda no había manera de encontrarla.
Cuando Jirafita dormía seguí enganchada y busqué y rebusqué, ya por pura cabezonería mía, jiji. Y vi un filito color latón, se la enseñé a papá Jirafa y la dejé así sin mover para mostrársela por la mañana a mi pequeña. Y eso hice, le hizo una ilusión tremenda y movimos lentamente y conseguimos verla un poco más hasta que de nuevo desapareció...y en ello estamos...buscándola de nuevo. Aunque al menos ya sabemos que estar está, jaja.


Este juego nos ha gustado mucho y no sé por qué no lo había hecho antes..ainsss a veces no llegamos a todo. Pero lo iremos haciendo más veces con objetos distintos y complicando la búsqueda.



Se pueden hacer juegos para buscar objetos concretos, que empiecen por la letra tal o cual, relacionados, etc...


Ya iremos probando otras opciones porque nos ha gustado mucho.
¡Lo recomendamos!



Nota: el blog se volverá a actualizar a partir del 6 de Abril.

martes, 24 de marzo de 2015

246 - Jugar con miel



El pasado verano tuvimos la suerte de ver unas colmenas que estaban colocadas en una cosecha de girasoles.
Lástima que no pudimos adentrarnos más para ver mejor el proceso, ya que había bastantes y no queríamos ni interrumpir su trabajo ni enfadarlas y que nos picaran (no llevábamos ropa adecuada), así que nos conformamos con ver cómo recogían el polen de las flores e iban y venían hasta la colmena.


El colmenero es un conocido de esta familia y cada año nos regala un tarro grande de miel que vamos consumiendo a lo largo del año.
Mientras regresábamos a casa (como mi cabecita no para de inventar) pues me acordé que teníamos un tarro pequeño que nos regalaron hace tiempo como un recuerdito de algo y recopilé varias cositas en mi mente. Entre lo que recreé por el camino y lo que me encontré por casa cuando me puse "en búsqueda y preparación" de la actividad; salió todo esto que comparto a continuación.

Preparé la bandeja de la primera foto y estos complementos


El libro de las abejas de la colección que tenemos de la granja es genial. Viene el proceso muy bien explicado para los más pequeños.

La peque ante tal espectáculo dio rienda suelta a su curiosidad y se puso a experimentar.

Fue una propuesta estupenda para terminar de comprender lo que habíamos visto en el campo de girasoles.
Preguntó, tocó, palpó, chupó, trasvasó...y sació su curiosidad llenándose de información de uno y otro lado.




Y siguió probando...

 
 
Se lo pasó genial y yo observándola sin intervenir, sólo para responder sus dudas y explicarle curiosidades.



Fue una experiencia muy dulce, además de pegajosa. Y por supuesto con un aprendizaje tremendo.


No sé si es por mi profesión que me encanta mostrarle a Jirafita "imágenes reales" (todo lo real que podamos, a veces es simbólica como estos muñequitos) donde pueda ver, palpar, preguntar, mirar y remirar detalles...sobre algún tema concreto.
El tener una imagen ante ti a la hora de comprender algo, aunque sea simbólica, te hace salir de muchas dudas y no crear conceptos erróneos en tu mente. La imaginación está genial cuando leemos o inventamos historias ficticias llenas de sueños, fantasías, etc...pero en el momento de explicar conceptos, técnicas, conocimientos...es mucho más productivo y efectivo el verlo "en directo" o todo lo más directo que se pueda.
Por suerte, en los colegios cada vez más se van trabajando por rincones, se les motiva con actividades sensoriales, mundos simbólicos, etc...pero aún queda mucho camino por recorrer. Sobretodo cuando se va avanzando en cursos.
La teoría está genial pero la mayoría de las veces si no va acompañada de una práctica se esfuma a la primera de cambio.
Dejémosles experimentar, tocar, curiosear, investigar, reproducir, exponer...con materiales que tenemos por casa, en el campo, alimentos...no pasa nada por manchar, es algo que tiene fácil solución y siempre con la supervisión de un adulto. Dejémosles explorar!
He comprobado como chavales adolescentes en una aburrida clase de historia, con unos conceptos históricos y fechas que se les hacía "tostón" se invirtiera para convertirse en una clase participativa, todos querían manejar los soldaditos y llevar la batalla de aquí para allá, ser el rey fulanito y menganito para comprobar cómo zutanito adquiría territorios.
Quizá algunos siguen pensando que no sea la mejor forma, pero es la que más aprobados ha dejado entre mis alumnos.
Por eso creo que casi todo lo podemos recrear para adquirir conocimientos duraderos y mantener despierta la curiosidad.

viernes, 20 de marzo de 2015

245 - Siluetas magnéticas


Justo cuando le estaba preparando a Jirafita un juego de asociar la imagen con su silueta, me quedé sin tinta en la impresora, así que fui a mi papelería habitual para imprimir las imágenes. Y al entrar vi un paquetito con unos dibujos que me encantaron, eran magnéticas, tenían silueta y costaban 60 céntimos. No me lo podía creer! me iba a salir más barato y probablemente más duradero.


Cuando se lo entregué a Jirafita y le dije que eran imanes, lo pegó en la nevera y ahí están desde entonces. Los quita, los pone, hace filas, los asocia con algún tema en común. Sólo los quitamos de la nevera para llevarlos a una pizarra magnética y jugar a algo concreto. Después los sigue pegando en el frigo.

 
Clasificando verdes
 
 
Rojos
 
 
Animales
 
 
Amarillo
 
 
Esta clasificación fue muy graciosa porque le dije: "Jirafita, que clasificación harías si te digo la palabra "agua"? " y seleccionó todas las imágenes que están arriba
 
 
Medios de transporte
 
 
¿Qué te sugiere "aire"?
 
 
¿Y primavera?
 
 
Marrón
 
 
¿Cuáles los clasificarías en una casa, en una familia, en un hogar?
 
 
¿Cielo?
 
¡Qué contenta estoy!
 Esto es lo que hacemos por ahora con ellos. Más adelante iremos haciendo otras actividades que tengo en mente para un poco más mayor.
Nunca 60 céntimos fueron tan bien aprovechados, ja ja...y lo que nos queda!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...