viernes, 27 de abril de 2012

57 - ¡Que ya no quiero pañal!



Hoy es una fecha para enmarcar en esta familia porque la peque ha hecho un avance importante, que no esperábamos así tan de repente.
Tenía previsto otro post para hoy, pero he preferido esta entrada ya que estaba preparando una específica sobre el pañal.
Desde hace más de un mes tenemos un orinal en casa. Lo compramos con Jirafita, ella lo eligió y lo pusimos en el baño al lado de nuestro WC para que la peque se fuera familiarizando. Es la mar de mono, con su tapa y un botoncito (que hace de cisterna) con su musiquita y todo.  Jirafita lo abría, lo cerraba, se sentaba alguna que otra vez cuando íbamos a bañarla y poco más. Eso sí, al botoncito de la música le ha dado muchas veces.

Desde hace tiempo, hemos ido leyendo un libro que nos regalaron para dejar el pañal, había momentos que nos pedía que se lo leyéramos varias veces seguidas. También, como las partes del cuerpo las aprendió muy pronto, sabía nombrar que las niñas tienen vagina, igual que las mamás  y los niños pene, igual que los papás. En casa hablamos con naturalidad del tema y además ella nos ve ducharnos, sin ropa y está familiarizada. Desde hace poco también sabe que las niñas que son mayores, y que ya no usan pañal, tienen braguitas, como mamá y los niños calzoncillos como papá. Hasta ahí estábamos.
Yo tenía claro que no iba a obligarla a nada y que lo haría cuando ella estuviera preparada.  A pesar de todos los comentarios que me llevan haciendo desde que mi hija tenía 18 meses, que si como habla mucho eso es que deja pronto el pañal, que si yo que estoy en casa que lo intente pronto, patatín, patatán...
Hace unas semanas vi un estuche con unas braguitas muy graciosas y pensé que se las compraría y las tendría lavadas y listas para cuando comenzáramos. Desde el principio he pensado que teníamos todo el verano por delante. Y entre unas cosas y otras, tenía pensado ir a comprarlas el próximo sábado, pero para mi sorpresa esta mañana cuando Jirafita se ha levantado me he encontrado con.....
Viene con mucho esfuerzo  con el orinal en sus brazos y lo pone en el cuarto. “Mami, ufff....ete oninal pesa muncho, lo taido yo solita. Mami quita pañallll, quero hacé pipí/cacá en el oninal, ya no quero pañallll, corre mami, quitame pañallll yaaa”.
A cuadritos me quedé, alucinada perdida. Así que he tenido que improvisar y buscar unas braguitas que usábamos el verano pasado con los vestiditos para que no se viera el pañal, pero no me parecían ideales para comenzar. Prefería algunas que tuvieran “dibujitos” o algo atractivo. Así que usamos esas y luego hemos salido juntas a comprar braguitas. Para salir tuve que convencerla para ponerse el pañal y decirle que ella las iba a elegir.  Teníais que verla lo contenta que iba por la calle con la bolsa con sus braguitas. Luego las hemos lavado y usado la secadora para tenerlas rápido. En cuanto llegamos a casa se fue para el baño, se quitó todo y ahí que se quedó en el orinal pero nada de nada. Y me ha pedido que le lea muchas veces el libro.

Luego cuando las braguitas estaban listas, las hemos doblado juntas y las hemos llevado a un cajón de su dormitorio. Le he explicado que ahí las pondremos todas y que cuando necesitemos una ella puede elegir la que le guste. Después le he enseñado el cajón de mamá y el de papá. Esto le ha gustado mucho porque he visto que se sentía importante, compartiendo cosas de mayores y se ha ido corriendo a enseñarle a papá el cajón de sus braguitas.
Para la siesta y por supuesto, ahora para la noche tiene pañal. Ha tenido cinco escapes y dos aciertos. Le he preguntado muchas veces que si quería hacer pipí, siempre me decía que no. Le he preguntado que donde tenía que hacer pipí, me respondía: “en el oninal” pero lo gracioso es que se hacía justo después de preguntarle. Me llamaba, “mami, mami, limpia eto que e pipi”. Lo he limpiado con paciencia y diciéndole que no pasaba nada que la próxima vez seguro que llegábamos a tiempo al orinal. Iba muy contenta a por otra braguita y al baño a lavarnos, pero de nuevo otra vez. Así hasta cinco veces y algunas muy seguidas. Me ha dado la sensación que cuando sentía que se mojaba, retenía. Por eso cuando la limpiaba al rato volvía a hacerse otra vez. Esto ha pasado al final de la tarde tres veces muy seguidas, justo después de cambiarla y ponerle braguitas nuevas. Por eso creo que ha retenido. No lo sé con exactitud porque es muy pequeña para expresarlo, pero por su carita me parecía que sentía como vergüenza, miedo y no sé qué más. Por eso le he hablado muy tranquila, con mucho cariño y explicándole que no pasaba nada, que teníamos que aprender poquito a poco. (Siempre le hablo así pero me parecía una situación muy importante para ella y que necesitaba un extra de apoyo y confianza).
Qué graciosa cuando se ponía las braguitas limpias, iba corriendo a mirarse al espejo. “Qué monita, qué chuli, me ustan mucho mami, me encanta”. Ja, ja qué risa! Y qué carita de felicidad!!
Una de las veces le he preguntado que si quería que nos trajéramos el orinal al salón para ver si nos daba tiempo (ya que quería ver dibujos y como hoy ha sido un día extraño para ella pues la he dejado). Me respondió que sí, así que busqué un video en youtube sobre orinales y niños y viendo cómo otros niños hacían pipi en su orinal, ella se ha sentado en el suyo y es cuando ha hecho pipi dentro. Muy poquito porque creo que cuando siente que se sale, retiene, pero lo importante es que ha hecho. Papá y yo la hemos elogiado muchísimo, diciéndole que era muy mayor, que estábamos muy orgullosos de ella, etc..le hemos dado también algún pequeño premio como recompensa. Me ha dado la sensación que eso la ha motivado más porque cuando nos hemos ido todos al baño, ha vuelto a hacer allí otra vez, un poco más pero también poco. Luego antes de bañarla hemos tenido otro escape en la alfombrilla del baño pero no pasa nada porque ya está lavada.
Ha estado super contenta después, diciendo que es muy mayor, “una ninia gande, gande”.
Ha cenado con una sonrisa especial, se ha lavado los dientes "con otro aire" y se ha ido a dormir loca de contenta. Eso sí, con pañal. Mañana desde que se levante estará sin pañal, intentaré no salir hasta la tarde que tengo un curso y papá se la llevará a dar un paseo, entonces le pondremos pañal.  Mientras tanto, veremos cómo suceden los días. Por suerte, hoy la caca se ha colado dentro del pañal, a ver dónde toca mañana.
¡Ay! Que mi peque se me hace mayor! Estoy muy contenta por ella, por lo mayorcita que está y lo autónoma. Espero hacerlo bien en esta etapa tan importante por la que está pasando. (¡Ay!, tantos cambios con los dos años, yo lo veo como una pequeña adolescencia, jaja). Me parece una etapa super importante y es algo para hacerlo con mucho tacto, respeto hacia ella, apoyo y elogio por parte de nosotros.
Si os apetece contarnos vuestra experiencia o experiencias (las que tengáis más de un hijo) con el pañal, os lo agradeceremos. Ningún niño es igual y cada uno tiene sus necesidades pero como nos ha pillado tan de “sopetón” es por sacar ideas o recurrir a otros recursos que nos puedan servir y no se nos haya ocurrido.
Gracias.

18 comentarios:

  1. Ha surgido de la manera más natural posible. Es lo mejor, sin obligaciones ni traumas :)
    En dos días, ¡lo tiene dominado!

    Muchas felicitaciones para la peque, ya-no-tan-peque. JJAJAJAJA

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones a tu jirafita es toda una campeona! me vas a perdonar pero ando algo perdida en las edades de los nenes por los blogs...que tiempo tiene 2 añitos??

    Yo a los mios les quité el pañal con 3 añitos, cuando nació Duna en el 2008 se lo quitaron a Nachete en la guarderia pero la educadora me dijo que mas de un cambio a la vez no era bueno, asi que al final me aconsejó que no se lo quitara y eso hice, asi que en mayo de 2009, justo el año que entraria al cole se lo quité, tuvo varios escapes pero para eso estaba la señora "mocho", en julio ya estaba todo controlado tanto de dia como de noche, y bueno desde que empezó el cole no he tenido ningun aviso de cambio

    Respecto a Duna pues igual se lo quité en abril justo al cumplir los 3 años tambien y ella fue algo mas precoz, en un mes ya no se hacia ni de dia ni de noche asi que tambien fue muy bien.

    ResponderEliminar
  3. Qué penita, pero qué alegría que tu peque vaya madurando a su ritmo y con todo el amor de sus papás. Enhorabuena por ese pasito. Nosotras sí que damos pautas, pero para niños que tienen dificultades asociadas a su patología, igualmente siempre dejamos claro que nunca hay que forzar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. No te puedo contar mi experiencia, porque mi princesa tiene 13 meses (casi) y aún nos queda algo lejos. Pero si he leído sobre esto de Tosa Javé. Te recomiendo que la busques (en internet hay viedos) y cuenta como es mejor.
    Pero lo tienes controladísimo!!!!!!!!! y Jirafita lo está haciendo de maravilla.
    Creo que estáis acertando del todo!!!

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena por ese gran logro, (sonido de trompetas, tambores y música de fiesta) no te preocupes por lo que te diga la gente que ya sabemos como són, vosotras a vuestro ritmo que luego si no estuviera preparada volver atrás es perder confianza en si misma.

    Te voy a contar lo que pasó con mi hermana. Mi madre tiene en la puerta de la calle unos verteaguas de aluminio (la puerta es de hierro forrada en aluminio) y mi hermana nació en Agosto, así que al verano siguiente sin haber cumplido el año todo el mundo decía de quitarle el pañal porque era verano, y yo le dije a mi madre que no, que la niña todavía no andaba y que era muy pronto. Un día que hacía muuuuucho calor mi madre abrió la puerta para que se entretuviera viendo pasar la gente, jugando con el agua, con las hormiguitas y nosotras con ella claro, pero intentando ponerse de pié al lado de mi madre se le enganchó el pañal con el verteaguas y se rasgó enterito, si no lo hubiera llevado se habría quedado sin culo literalmente. Es algo que se me quedó grabado...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. HOLA JIRAFA, ME PARECE UNA SUPERCASUALIDAD ENCONTRAR TU BLOG JUSTAMENTE HOY QUE MI NIÑA POR PRIMERA VEZ VA A LA GUARDE SIN PAÑAL. LLEVA UNA SEMANA SIN PAÑAL POR LAS TARDES DESPUES DE DORMIR LA SIESTA, Y MUY POCAS VECES, SI ACASO DOS SE LE HA ESCAPADO EL PIPÍ Y LA CACA SIEMPRE EN AL WATER. ME ALEGRO DE CONOCERTE Y TE INVITO A MI BLOG

    ResponderEliminar
  7. Que casualidad... esta semana mi peque ha empezado a ir sin pañal, como he ido contando en el blog. La primera tarde fue horrible, pero ahora ya controla bastante, pide mas veces de lo que hace... porque tienen que aprender a sentir que tienen ganas... que no es facil...Ten mucha paciencia... yo solo le pongo el pañal para la siesta y la noche, para salir a la calle no lo lleva... eso si, yo llevo recambio de ropa, pero por ahora no ha tenido ningun escape en la calle... Aunque yo voy cruzando los dedos...

    ResponderEliminar
  8. hola!!! acabo de conocer tu blog y me viene de perlas el tema. Mi niña tiene 2 años y 3 meses y empezaremos ya pero el caso es que la veo pero que muy verde.HAce tiempo que tenemos el orinal ya que hace unos meses pedía para ir al water y dejó de hacer pis por las noches y lo hacía de mañana en el orinal pero luego el resto del día nada de nada. Y lo cierto es que no le gusta el orinal y eso que nunca la hemos forzado ni regañado...así que a ver somo es la historia!!!http://librosyjuguetesparapeques.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Me encantaaaaaaaaaaaaaaa!! Tu niña es para comersela, se la ve muy lista y coqueta. Yo estoy ahora en un proceso de lavoratorio cosiendo braga-pañales. Todavía son prototipos pero bueno nos vamso acercando al definitivo. Así ellos tienen la sensación de llevar ya braguitas pero en realidad un pipi retiene. Es como una braguita con una capa de toalla dentro y así no chorrea, jeje, y ando haciendo pruebas para ver si le pongo tambien una capita de impermeable o de micropolar (este último lo he descartado porque les da sensación de seco y lo que interesa es que noten que han mojado). Bueno ya os contaré en el blog cuando tenga ya la definitiva. Igual venden en algún sitio algo parecido para estos primeros dias que todavía no controla del todo. Porque tiene que ser muy trabajoso cambiarle de ropa cada vez, yo me lo imagino con los tres y me da un mal...

    ResponderEliminar
  10. Pues yo creo que lo estas haciendo muy bien,tú mejor que nadie sabes cómo es tu hija e iras viendo como manejar el tema.
    Contarte mi experiencia con mis hijos,cada uno a sido diferente...con el mayor nos costó horrores y con el chico a sido de un día para otro......y trucos???? pues lo que estas haciendo practicamente,es que no hay más,bueno sí,tener paciencia!!!!
    Enhorabuena por el nuevo progreso!!!!

    ResponderEliminar
  11. Mi niño dejó el pañal diurno con unos 2 años y medio, más o menos, cuando él estaba preparado. El pañal nocturno lo está dejando ahora, un año después. Cada niño/a es diferente.
    A nosotros nos pasó una cosa, no sé qué pensaréis. Le felicitábamos mucho con cada avance y cada vez que hacía pis en el orinal o el wc con adaptador. Pero esto supuso después que cuando había algún escape el propio niño se llevaba unos disgustos grandísimos y por más que intentaba calmarle y explicarle que no pasaba nada, él lo sentía como un fracaso. Por eso a día de hoy ya no estoy tan segura de lo eficaz de las alabanzas para estos temas que tienen que ver con su desarrollo y madurez.

    ResponderEliminar
  12. Qué bien la retirada del pañal está casi conseguida, si no lo está ya. Para mi hijo fue muy fácil también, tenía 2 años y 4 meses, pese a que el primer día que lo intentamos fue un fracaso total, pero más por mi impaciencia que por otra cosa, dos días después lo volvimos a intentar y por la tarde ya controlaba perfectamente, jamás se volvió a orinar encima, ni en la calle, ni en la siesta y tres o cuatro noches después no se volvió a orinar durante la noche, y hasta hoy. En el caso de mi hijo lo qu funcionó de maravilla fue un adaptador de WC con escaleritas y agarraderas de colores que nos dejaron. Besos. Inma

    ResponderEliminar
  13. Gracias a todas por vuestra aportación. Daros la bienvenida a las nuevas.

    Gema: con respecto a tu pregunta, mi peque tiene dos años y dos meses.

    Maribel: sí, yo también hoy he pensado que tantos elogios o premios igual no es tan bueno, porque he sentido que se frustraba cuando se lo hacía encima, aunque se calmaba cuando le decía que no pasaba nada.

    Hoy el día no ha ido mal, ha estado todo el día sin pañal menos para la siesta (que ha salido seco) y ahora por la noche también lo lleva. Ha tenido escapes y pocos aciertos. Se sienta en el orinal y no hace nada y cuando pide que nos vayamos se hace encima. Y las veces que ha hecho hace super poco porque cuando siente que sale, no sé si se asusta o qué, pero lo retiene, y luego cuando nos vamos se lo hace encima. Aunque ha estado reteniendo hasta más de tres horas sin hacer nada pero luego cuando me ha avisado ya estaba hecho. El retener tanto tiempo me parece un gran avance porque muestra que es consciente, aunque hay momentos que ha volteado el orinal con algo de ¿frustración? (así lo he sentido yo) y me decía que no quería entrar en el baño o se hacía la que no iba con ella cuando le decíamos que si le apetecía ir al orinal. Ahí hasta pensé: "mira que si no está preparada" pero por otro lado tengo las muestras de que no quiere estar con pañal y es ella la que lo ha pedido, que está super contenta con ser mayor, que dice que el pipi y la caca se hace en el orinal, que ha retenido más de tres horas (2 veces al día), ha retenido también la caca porque no ha hecho hasta después de bañarla que ya le pusimos pañal, el pañal de la siesta ha salido seco...ufff...paciencia y más paciencia y a ver cómo vamos. Yo prisa no tengo, y si tengo que recoger o limpiar muchas veces los escapes o lavar más ropa me da igual, lo único que me preocupa es que ella se pueda sentir mal o yo esté haciendo algo que en lugar de ayudarla le perjudique. En fin...veremos cómo avanzamos.
    Gracias de nuevo

    ResponderEliminar
  14. Qué bien que Paula haya querido quitarse el pañal sin presiones!! es lo mejor, porque, como bien dices, ella se siente preparada. aunque los primeros días son un poco dificiles, teneis que hacerle sentir segura y confiada mediante refuerzos positivos cuando lo consiga (no siempre premios, porque no se puede acostumbrar a un premio cada vez que lo haga bien, si algún día no lo hace tan bien, puede relacionarlo con que no le dareis el premio y sentirse mal) y cuando no, explicarle que no pasa nada y repetirle donde lo tiene que hacer y pedirlo, como bien haceis, porque ella tendrá menos miedo y preocupación a la hora de decir que tiene pipi y "volar" hacia el orinal. he leido también que cuando se sienta no hace nada, y cuando se levanta y os vais se lo hace; eso nos está pasando con un niño que le han quitado el pañal recientemente, pasa sobre todo la primera semana y parte de la segunda, pero ya vamos por la tercera y va controlando esto, incluso va solo al wc. todavía tiene sus escapes, y de la caca ni hablemos, pero poco a poco lo está consiguiendo y estamos muy contentos con él. el mes que viene va a ser un poco de infarto, porque muchos se van a quitar el pañal, veras que bien lo vamos a pasar.
    en definitiva, que tengais mucha paciencia con ella y que sigais así

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasate por mi blog, te dejé un premio!!!

      http://instantesquesecruzaneneltiempo.blogspot.com.es/2012/04/dos-premios-mas.html

      besos

      Eliminar
  15. Sinceramente creo que vosotros no podéis estar haciéndolo mejor, me encanta el periodo de preparación. Tenerlo y no usarlo, que fuera ella partícipe en la compra, que eligiera usarlo... Divino, divino, yo eso lo he hecho con Yago en tantas facetas... creo que les hace sentirse seguros, confiados, parte del hogar que forman!
    Luego como bien decís, cada niño es un mundo, y más si cabe en esta faceta.
    Como vosotros, compramos juntos el orinal, y lo pusimos en el salón, que era la habitación de la casa donde más a menudo estábamos. Jugábamos a usarlo con el pañal. Un día, quizá un mes más tarde le quité por la mañana el pañal, con 20 meses, y resulta que divino, hasta que se acercaba el momento de hacer pis, que se ponía nervioso y se sentaba y levantaba y se ponía a dar vueltas alrededor de la mesa de centro. Yo le decía que no pasaba nada, que se podía hacer pis, pero él no quería hacerse pis encima, y le decía que le ponía el pañal, pero tampoco lo quería... y ahí daba vueltas a la mesa de centro hasta que no aguantaba más y se iba al orinal y hacía pis.
    Y genial hasta la siguiente tanda! Donde se volvía a repetir todo el proceso!
    Imaginarás que por la noche no quiso tampoco el pañal, con lo que yo puse un protector en su cama y me dispuse a cambiar sábanas por la noche. Cuál no sería mi sorpresa que llamó de mañana pidiendo ir al salón a hacer pis, y lo hizo en el orinal. Pero durante el día de nuevo igual, dando vueltas a la mesa de centro cuando tenía ganas de hacer pis...Imaginarás los dos días tan angustiosos que pude pasar? No podíamos salir de casa porque no quería el pañal pero viendo que era incapaz de hacerse pis encima prefería quedarme en casa que al menos cuando no aguantaba más iba a hacerlo al orinal...
    Menos mal que sólo fueron dos días! Yo me leí la Sombra del Viento sólo en los ratos de dar vueltas a la mesa!
    Creo que mi caso fue muy raro y diferente, porque al tercer día hacía pis ya de forma tranquila y nunca, nunca se hizo pis, ni por las noches, ni por mucho que yo le dijera que podía hacérselo al no querer el pañal...
    Creo que es cuestión de cada niño, y nosotros sólo podemos acompañarles en esta etapa, yo al menos decidí acompañarlo y no guiarlo, porque opté por no obligarlo a ponerse el pañal para quitar esos ratos de angustia, y decidí que el dirigiera la situación. Confié en él, y mira, fue su aventura, y la supo resolver, a su manera, pero como él quiso. Yo ni quiero recordar cuando lo veía dar vueltas a la mesa...
    Respecto al tema de elogios y premios, yo soy totalmente ilimitada en los primeros, y dejo los segundos para verdaderas ocasiones especiales, pero los elogios son fundamentales en la vida de mi hijo y mía. Igual que la frustración, también hemos aprendido a entenderla juntos, pero no se la evito ni evitaré jamás, porque es parte de la vida, y para ser feliz hay que saber enfrentarse y aceptar y superar las frustraciones. Ahora hay mucha tendencia a no usar premios y castigos, pero yo, que suelo ir por libre siempre, creo firmemente en el refuerzo positivo, en las palabras de apoyo siempre, en los elogios, en la muestra de orgullo... Creo que se forman niños con mayor confianza en sí mismos, y que igualmente debemos educar en la aceptación de la frustración. Todo, como siempre, está en que técnica utilicemos para ello.

    ResponderEliminar
  16. Que gran paso ha dado tu Paula! Supongo que más o menos a todos los peques les pasa igual, todos necesitan aprender, con paciencia y cariňo seguro que lo logra rápido. Besitos!

    ResponderEliminar
  17. a mi e pasó de manera similar. un día de pronto mi pequeña se quito el pañal y cuando hemos visto ya había hecho en el orinal. Me alegro por vosotros, por haber dejado que la pequeña diera el paso sin presiones y todo a su ritmo! un beso grande para ella y que pasen un gran fin de semana

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...