jueves, 16 de julio de 2015

287 - El mar en una botella


Tenía esta actividad guardada para hacerla en invierno pero con el frío no habíamos echado de menos el mar pero ahora con esta ola de calor que nos tiene desesperaditos, hemos recurrido a meter un trocito de mar en una botella y al menos nos relajamos con ella. No es igual ni mucho menos, pero no nos queda otra hasta que llegue la segunda quincena de Agosto.


Estos son los materiales que necesitamos. Aunque se ven, los pongo por si alguien quiere hacerlo y tiene dudas.
- Una botella de plástico transparente
- Arena de la playa (nos trajimos el verano pasado)
- Conchas de mar pequeñitas, navajas, caracolas, piedrecitas...(también del pasado verano)
- Un embudo
- Agua
- Colorante alimenticio azul
- Aceite corporal


Con el embudo, vamos echando arena en la botella, 3 ó 4 dedos es suficiente. A continuación echamos las conchas, caracolas, piedrecitas, etc..., colorante azul (una gota), un chorreón de aceite corporal, y agua hasta casi llenarla (dejamos dos o tres deditos sin llenar hasta arriba). Cerramos, removemos y ya tenemos lista una preciosa botella sensorial marina.


Nunca veremos el fondo igual, porque removemos la botella y hay elementos que se esconden y otros quedan a la vista, dejándonos "paisajes" relajantes.


Una vez que la teníamos hecha, me acordé de unas bolitas que imitaban corales (eran de unas sandalias que me encantaban pero hace varios veranos que ya no podía usarlas de todo el trote que le di, guardé todas las bolitas y ahora las recordé que podían servirnos algunas)


Y removemos por aquí y por allá y seguimos viendo preciosos paisajes de fondo de mar.


La pasada semana tuvimos invitados en casa, en nuestra piscina (de plástico pero piscina al fin y al cabo) y jugaron mucho con la botella del fondo del mar.


Pequeños y mayores movieron la botellita en busca de un poco de desconexión. Y ahí la tenemos en el porche para "transportarnos" de vez en cuando a un lugar más fresquito.


Nota: sabemos que algunas familias la han hecho con colorante azul y amarillo para conseguir el tono marino. Nosotros lo hicimos la primera vez y no nos gustó el color. Con solo una gota de color azul, sale este fondo que nos parece precioso, pero ya se sabe...sobre gustos...

Nota 2: si no tenéis conchas marinas naturales, quizá podáis encontrarlas en tiendas de animales en decoración para acuarios o en tiendas multiprecios.

Nota 3: Si conseguís introducir simulación de algas y que no os floten y rompan el efecto marino, decirnos el truco por fa.

Nota 4: Removerla es adictivo, pero también relajante.

Nota 5: Estamos un poco ausentes, vamos haciendo a la deriva y entre piscinas, barbacoas, juegos, cumpleaños, excursiones, nuevo trabajo inesperado, ascendente y contentísimos de la vida, malabares que aún nos tienen descolocados y en procesos de adaptaciones, visitas, manguerazos, remojos varios y todo lo divertido que se hace en verano y un verano tan sofocante como el que estamos viviendo por estos lares...a veces las neuronas están por ahí medio aplastadas. Estamos haciendo cositas divertidas pero no siempre podemos subirlas, así que iremos publicando cuando buenamente podamos. Lo mismo 3 post seguimos que uno cada 15 días...lo que surja...
A disfrutar del verano!

24 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Nosotros tenemos el mar muy cerca, al lado casi. Pero aun así esta botella me ha gustado especialmente y creo que será un gustazo hacerla. Espero poder encontrar cositas así de pequeñas que quepan por el hueco del tapón.
    Felices vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte tener el mar tan cerca, a mí me fascina el mar pero como mar no como playa pero con la peque lo vivimos diferente.
      Si lo tenéis tan cerca podréis pasear a menudo y seguro que encontráis cositas pequeñitas, nosotros las íbamos recogiendo por la orilla sin problemas, pensando especialmente para la botella u otras actividades que requieren de "miniatura", jaja
      Gracias, feliz verano también para vosotros

      Eliminar
  2. Que preciosidad!! La voy a hacer, pero para mi jajaja. Yo tengo el mar lejillos, voy algunos domingos, pero en viaje de ida y vuelta en el mismo día. Siempre digo que mi medio natural es el agua, así que la piscina es mi lugar preferido en estas fechas.
    Estoy intentando hacerme un blog con otra cuenta, pero hasta ahora no he tenido suerte.
    Un besico! y enhorabuena por la buena racha!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros tampoco lo tenemos cerca pero bueno, así cuando podemos ir lo disfrutamos más...(supongo, el que no se consuela es porque no quiere, jaja).
      Estoy deseando leer tu nuevo blog ;-). Suerte!
      Gracias. Feliz verano

      Eliminar
  3. A nosotros nos encanta y sí, en su momento yo solo usé unas gotitas de colorante azul¡No era necesario amarillo! , Os ha quedado muy bonita!!. Nosotros es que vivimos a pie de mar, ¡Adoramos el mar!. La ola de calor está terrible, por suerte nosotros estamos ¡Frescos! Siempre.
    También andamos desconectados,no me da el tiempo para sacar aún cosas que se han quedado del curso,pero ya saldrán y con mucho trabajo también. ¡No hay que quejarse, bienvenido es todo!
    Pero ¡Sabes?,que te he premiado en el blog!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros nos gustó más así. Hicimos la prueba añadiendo amarillo y tanto la peque como yo debimos hacer una mueca extraña porque dijimos al unísono: "solo azul".
      Te digo como a Maribel...qué suerte vivir cerca del mar, a pie de mar!!!! yo soy una fanática del mar, pero del mar como mar. Yo creo que tuve otra vida marina o algo, jaja
      Bueno, iremos haciendo cada uno lo que buenamente podamos para disfrutar de las vacaciones o momentos de relax...desde luego que sin quejas, mirando siempre lo positivo y sacando lo mejor de cada día ;-)
      En un huequito me paso por tu blog- Gracias eres un sol ;-)

      Eliminar
  4. Mi hija Amanda desde hace tiempo esta dandole color al agua con cosas que se le ocurren (hoja de plantas, flores, papel de color) asi que esta idea le va a encantar :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que la disfrute mucho. A mí me parece muy bonita en muchos sentidos. Ya nos cuentas ;-)

      Eliminar
  5. ¡Que chulo!
    A mí me recuerdo a esos botes que tienen una imitación a nieve y los mueves y parece que cae, pero esta en versión verano jejeje
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii, además que se pueden hacer botellas sensoriales de todo lo que nos apetezca...es genial, verdad?

      Eliminar
  6. Bonita e interesante actividad....seguramente yo haga con los mios algo relacionado a las vacaciones....gracias por la idea!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Q guay, otra q me anoto para hacer!!!

    ResponderEliminar
  8. Q guay, otra q me anoto para hacer!!!

    ResponderEliminar
  9. Q guay, otra q me anoto para hacer!!!

    ResponderEliminar
  10. Que chulada. Me lo apunto que necesito relajarme jajaja

    Y relajar a mis fierecillas. Me ha encantado el efecto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es chulísimo a la vez que relajante y decorativo casi que también ;-)

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Gracias, a nosotros también nos lo pareció y estamos encantados con la botellita

      Eliminar
  12. Está bien hacer las cosas como surjan, más en vacaciones.
    Los mellizos hicieron esas botellitas en el cole, en el proyecto del fondo marino ¡Les encantan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayy con lo que a mí me gusta el mar, qué chulo debió ser el proyecto del fondo marino!

      Eliminar
  13. esta muy bonita la botella, es muy relajante. nosotros como tu vivimos lejos del mar, asi que esta bien tenerlo atrapado en una botella. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, un trocito de mar en casa...a mí me encanta

      Eliminar

Gracias por dejarnos tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...